Vie. Feb 26th, 2021

NOTICIAS

MANTENIMIENTO PREVENTIVO:

La mitad de los siniestros que se generan guardan estrecha relación con la falta de una debida atención de los equipos y que se expresan en fallas en el sistema de seguridad y en la instalación eléctrica.

En el país cada día se realizan unos 48 millones de viajes en ascensor, movilizando a un total de 9,5 millones de personas, por lo cual el mantenimiento y el uso responsable son fundamentales para evitar accidentes, que, cuando se producen, muchas veces resultan ser fatales.

Por eso, la Federación de Asociaciones y Cámaras de Ascensores de la República Argentina (FACARA) comenzó una campaña que apunta a exigir responsabilidad a las empresas y organismos de control para prevenir cualquier tipo de falla, al tiempo que busca concientizar a la gente de que conozca las reglas básicas para utilizar un medio de transporte que, a pesar de no ser asociado como tal, es uno de los más utilizados en la Argentina.

Si bien no son comunes, los siniestros en accidentes suelen ser graves. Por ejemplo, durante este mes, una anciana murió en el centro del distrito bonaerense de Quilmes al precipitarse el elevador desde el tercer piso del edificio, mientras que en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, ocurrió algo parecido cuando un ascensor se cayó con 8 personas a bordo, aunque no hubo que lamentar víctimas fatales.

En tanto, a lo largo de enero, una niña de 7 años murió en la localidad Rionegrina de San Carlos de Bariloche al quedar apretada entre el ascensor y la pared del foso, a la vez que una mujer de 50 años corrió la misma suerte en Rosario, Santa Fe, al caerse desde un quinto piso.

Para evitar situaciones como esas, la FACARA destacó a la prevención como mejor herramienta y explicó que la seguridad en ascensores se basa en cuatro pilares: la empresa conservadora y su represente técnico; el consorcio o propietario y su representante (el administrador); el usuario; y el organismo de control.

“A nivel país, cerca del 50% de los accidentes de ascensores corresponden a anomalías en el mantenimiento del equipo que involucran deficiencias en el sistema de seguridad y fallas de la instalación eléctrica, por lo cual se hace imprescindible crear conciencia sobre el mantenimiento y uso responsable de los equipos”, alertaron.

Por lo tanto, consideraron “esencial atender las anotaciones que realiza el representante técnico en el libro de inspección de ascensores para determinar los trabajos a realizar para el correcto funcionamiento y seguridad de los equipos”.

La Federación explicó que “las exigencias a las empresas no son iguales en todo el territorio nacional, sino que dependen del municipio donde se encuentra el edificio”, por lo que insistieron en la necesidad de “una ley nacional que unifique los criterios, tanto técnicos como administrativos”

Call Now Button